La intrusividad de la publicidad online

¿Los usuarios odian los anuncios? Según Forrester Research, más de la mitad de los hogares tienen instalado algún tipo de software o extensión para bloquear avisos, como bloqueadores de pop-ups o filtros de spam y adware. ¿Acaso significa esto que los internautas odian la publicidad? No necesariamente… Los usuarios odian la publicidad que perciben como intrusiva, molesta u ofensiva. Y del mismo modo, aplauden aquella que les causa algún vínculo emocional o les ofrece una solución.

Ocultar anuncio

¿Puedo elegir varias opciones?

Veamos por ejemplo el gran número de usuarios que comparten el último video viral, o quienes ven eventos como el SuperBowl solamente por los comerciales. Y aún así, se dice que “nadie compra un televisor para ver comerciales”, y del mismo modo, nadie compra un computador, móvil o tablet para ver banners.

Los creadores de contenido, junto con los anunciantes, son quienes realmente atraen el tráfico constante y de calidad a un canal determinado. Pero prácticamente ningún usuario pagaría 2 centavos de dólar por cada video que vea en YouTube. La publicidad es la única monetización viable en éste caso, pero muchas veces puede devaluar el contenido, e incluso, el afecto del usuario por la marca. Los medios esgrimen el argumento de “el contenido y el servicio no son gratis” (y tienen razón) pero no se puede asumir que el usuario aceptará el mensaje, sea cual sea.

Robar

Si no vemos los anuncios, es como si robáramos la señal…

Otro punto en contra es que muchos productos, incluso categorías enteras, no tienen el potencial o el presupuesto para crear verdaderas piezas de entretenimiento. Por cada pieza memorable, hay 10 que no lo son. No podemos pretender que los fideos, pólizas de seguro, crema para los callos, caldos de gallina y removedores de esmalte se conviertan todos en experiencias de usuario que cambien el mundo, pero sí podemos llevar cada uno de éstos mensajes a las personas que están buscando estos productos en el momento justo.

Los usuarios buscan bienes y servicios, junto con contenido relevante y entretenimiento. Si reconocemos la publicidad como contenido, podemos evitar que el usuario perciba éste como una intrusión a su experiencia de entretenimiento o información. Si los anuncios, por otra parte, no pueden convertirse en contenido, deben buscar ser relevantes, llegando al usuario correcto en el contexto correcto de su día digital. Los usuarios no odian la publicidad, simplemente odian los avisos que los sacan de su experiencia en su recorrido digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s