Cómo plantear una buena estrategia de Marketing de Contenidos

Una buena estrategia requiere planeación y en especial cuando se trata de estrategias en Marketing de Contenidos, pues gracias a lo que usted comparta, los usuarios decidirán si quedarse con usted o si buscar dicha información en la competencia. Para lograr captar la atención de estos usuarios, es importante que conozca algunos tips para que dicha estrategia esté encaminada de acuerdo con sus objetivos y le permita convertir esos visitantes en clientes recurrentes. Para que eso ocurra tenga en cuenta:

1. Indagar bien acerca del sector en el que usted se mueve

Realice un análisis de cómo se encuentra usted frente a la competencia, cuál es su modelo de negocio, qué tipo de productos ofrece, cuál es el mercado al que va dirigido, sus características demográficas y necesidades.

2. Fijarse un objetivo

Ya definiendo el sector y la audiencia, determine qué es lo que usted quiere lograr con su estrategia: incrementar las ventas, atraer más tráfico o mejorar las interacciones. Es fundamental trazarse siempre un objetivo para poder medir la efectividad de las acciones.

3. Crear un calendario editorial

Es necesario que usted le de importancia a la periodicidad de las publicaciones. Los clientes se acostumbran a recibir información en determinados momentos y si, al buscar el contenido no lo encuentran, pueden irse a la competencia y encontrarlo.

4. Verificar el tipo de contenido a publicar

Posteriormente, revise qué tipo de contenido puede ser el más llamativo en su sector, los e-books, solo textos, infografías, videos, etc. Si aún no lo tiene claro, verifique cuál es el que utiliza la competencia, rescate las buenas prácticas y mire si éste aplicaría para su negocio.

5. Asesorarse de un buen redactor

En el Marketing de contenidos la clave es lo que se escribe; por tanto, es importante que busque personas con experiencia en la creación y generación de contenidos para darle un nivel profesional a sus publicaciones.

6. Generar contenido original

Puede que usted tome como base algunos temas de la competencia, pero tenga presente que sus contenidos sean propios, ajustados a sus objetivos, nuevos y llamativos. La calidad y originalidad de ellos le permitirá alcanzar ese reconocimiento por parte de la audiencia y por consiguiente, el consumo óptimo de dicha información. Además, atraerá la confianza de los usuarios y podrá convertirse en un referente para el sector.

7. Validar el medio por el cual publicará sus contenidos

Identifique los canales de comunicación que desea utilizar ya sea blog, página Web, redes sociales, e-mailing, newsletters, etc,. y optimícelos.

content

8. Distribuir bien el contenido

Al publicar su contenido, intente no hacerlo en un mismo lugar. Permítale al usuario explorar su página, conocer otros ítems y navegar sin que se sienta saturado por la información.

9. Analizar cuál es su posición en los principales buscadores

Valide cuáles son las keywords que tiene mejor posicionadas, cuál es el tráfico que éstas generan y cuáles podrían ayudarlo a mejorar el tráfico hacia su página.

10. Medir los resultados

Tenga en cuenta resultados de estrategias anteriores y tome de ellas las que se puedan aplicar en la actualidad. De igual manera, durante la implementación de su estrategia, haga una medición y revísela periódicamente para validar que todo vaya por buen camino.

11. Verificar el costo-beneficio

Una vez mida los resultados, sabrá si su estrategia es rentable. En el caso del Marketing de Contenidos, usted puede medir la efectividad de tal forma que pueda saber si verdaderamente ese tipo de contenido funciona, o si debe cambiarlo por otro tipo de temas que capten mejor la atención de sus futuros clientes.

Sáquele el mayor provecho a estos tips, impleméntelos en su estrategia de Marketing de Contenidos y logre importantes resultados.

Un poco de seguridad en la red

Actualmente, Internet ofrece grandes e indudables beneficios. Sin embargo, tenemos que estar conscientes de los riesgos a los que nos exponemos al interactuar con miembros de nuestros equipos de trabajo, familiares y mucho más cuando se trata de personas desconocidas.

Lo primero y más importante es que usted debe ser consciente que la mayoría de acciones que se realizan en la red son susceptibles de ser rastreadas, escuchadas o monitoreadas por alguien. Cuando usted navega, los únicos sitios en los que puede estar seguro de que los datos que transfiere no van a ser escuchados por otra persona, son aquellos que ofrecen certificados de seguridad firmados por entidades avaladas para tal fin. Habitualmente sitios como entidades bancarias, portales de correo como Hotmail y Gmail, y la mayoría de redes sociales como Facebook y Twitter, ya cuentan con estas posibilidades.

La manera en que opera un certificado de seguridad es que cifra la información entre el cliente y el servidor, de tal forma que si alguien intercepta la comunicación no podrá entender lo que se transmite en ella. Para saber si usted está navegando en un sitio seguro, observe la parte superior de su navegador ya que  usualmente el navegador muestra un ícono en forma de candado cerrado al lado de la URL, cambiando a un color verde el espacio de la misma. Estos son algunos ejemplos:

Imagen

Imagen

En los demás sitios, usted está expuesto a que rastreen sus movimientos; así que tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. No entregue datos personales a través de sitios no seguros (aquellos que no ofrecen un certificado de seguridad).
2. Los formularios de contacto son muy prácticos, pero sea consciente que los datos que ponga allí viajan por la red sin ninguna seguridad.
3. Algunos clientes de correo electrónico (sobre todo muchos corporativos) no cuentan con seguridad importante para transferir datos; por lo tanto, no los utilice para enviar información personal sensible, ni mucho menos contraseñas de sus sitios personales o corporativos.
4. Cuando usted usa redes públicas está mucho más expuesto, pues en estas redes cualquiera puede interceptar absolutamente todas las comunicaciones que se trasmitan por dispositivos conectados a esa red.
5. Asegúrese que su red corporativa cuente con acceso restringido. Muchas redes de empresas pequeñas o medianas usan contraseñas de público conocimiento, así que cualquier persona podría estar monitoreando sus movimientos en la red.

Las redes sociales son un medio muy común, y en donde se deben seguir con cuidado recomendaciones básicas. Tenga presente que aunque las principales redes sociales están aseguradas (cuentan con un certificado de seguridad), lo que se publica allí no lo está. Muchos links que los usuarios comparten son enlaces malintencionados que pretender hurtar datos o muchas veces, utilizar su perfil para publicar cosas sin su consentimiento. Un ejemplo de lo anterior son los videos virales que se publican en Facebook. La mayoría de estos videos (con invitaciones muy llamativas) le exigen a los usuarios instalar una aplicación y cuando usted acepta el instalarla está aceptando entregar datos como su correo electrónico, sus datos personales y permitiendo que un tercero pueda publicar mensajes en su nombre. Trate de no instalar aplicaciones indiscriminadamente. También tenga en cuenta que al publicar una fotografía, compartir su ubicación o al dar alguna opinión, ésta información la puede estar viendo alguien desconocido o algún delincuente informático que espera la vulnerabilidad de alguien en la red para cometer múltiples delitos (suplantación, robo de información o de identidad, extorsión, etc.).

Siga las recomendaciones mínimas con el uso de su correo electrónico, no lea ni abra correos de personas desconocidas, personas que aseguran que usted ganó premios o recibió reconocimientos, tenga cuidado con los archivos adjuntos que vaya a descargar y desconfíe de los correos electrónicos de sus amigos en donde le pidan que abra un enlace. Muchos de esos correos son virus que se instalan en su computadora y utilizan su base de datos para seguir con la cadena y enviar el mismo mensaje a sus amigos sin su consentimiento. Nunca abra correos de sus entidades bancarias donde le soliciten cambiar datos o renovar sus credenciales haciendo clic en enlaces; mejor ingrese al sitio oficial de su entidad, directamente en su navegador y realice desde allí sus transacciones.

Ahora bien, si usted es representante de una marca o tiene una página donde recoge datos de sus usuarios, garantice que esa parte del sitio cuente con un certificado de seguridad (puede parecer costoso pero vale la pena por sus clientes). Pregúntele a su equipo técnico cómo instalar uno. También tenga en cuenta que hoy en día se requiere que usted tenga publicado un contrato de manejo de datos o un acuerdo de confidencialidad que garantice que la información de sus usuarios será tratada con la mayor confidencialidad posible. Aclare en el contrato temas como el ceder o vender datos de sus clientes a terceras personas, ya que esto es muy importante para ellos.

Por último, extienda todas las medidas de seguridad a sus hijos y nunca olvide instalar un buen antivirus: hay muchos gratuitos y de buena calidad en el mercado.

Cómo lograr un tono de comunicación adecuado para las estrategias de sus clientes

Una buena comunicación es el inicio de una excelente relación de negocios. Cuando entendemos cómo desea el cliente que hablemos a su audiencia, lograremos entender su forma de comprar y sus necesidades.

Hoy queremos compartirle 5 pautas que le permitirán lograr ese tono de comunicación que necesita una estrategia, para llegar asertivamente a la audiencia.

Comunicación

Tener claro el objetivo

Antes de dirigirse al público o audiencia es importante saber qué quiere lograr la empresa, si el incremento de las ventas, el número de seguidores o fans en redes sociales, posicionar la marca, hacer un lanzamiento, probar un producto o servicio, etc. Una vez definido ese objetivo será mucho más fácil tener claro cómo debemos hablarle a ese receptor de la información.

Ser concreto y veraz

Nada mejor que generar confianza en quien nos escucha o lee y esto se logra hablando de forma clara, oportuna y acorde con la verdad (con lo que realmente se puede ofrecer).  No prometa cosas imposibles sino realizables, a un cliente le importa más que si son solo 1 ó 2 estrategias, se lleven a cabo con éxito.

Ser cercano más no invasivo

Es correcto acercarnos al público objetivo, escucharlo y responderle; que sienta que nos preocupamos por él pero sin excedernos. El tono de comunicación en cuanto al tema empresarial podemos manejarlo de tú o de usted según lo decida la empresa, pero debe guardar un respeto hasta el punto de no incomodar ni ir más allá de lo necesario.  Un buen comunicador sabe encontrar la justa medida para ser un intermediario que entiende al cliente, lo que quiere el cliente y su audiencia.

No entrar en discusión

En vez de generar disputas, entrar en desacuerdos o responder a palabras no apropiadas, busque soluciones tales como “pronto lo resolveremos”, “estamos trabajando en ello” e incluso si hemos fallado, reconocer el error y seguir adelante usando términos como “vamos a resolverlo”, “estamos de acuerdo, debió haber sido mejor y podemos hacerlo mejor”, “por favor envíenos los datos para resolver el inconveniente”, etc.

Responder oportunamente

Varias oportunidades en la vida se pierden por no responder a tiempo. Una respuesta dada fuera del momento propicio puede generar inconvenientes; por esta misma razón, es importante responder en el menor tiempo posible y si el tiempo requerido es más largo de lo que se requiere por temas técnicos, de logística, etc., y no es posible cumplir con él, es necesario expresarlo con sinceridad y claridad para no generar falsas expectativas.

Estas son 5 pautas fundamentales que usted debe tener en cuenta si quiere lograr una buena comunicación. Adicionalmente, no olvide que a lo largo del desarrollo de la estrategia, pueden surgir factores adicionales a tener en cuenta de acuerdo a los nuevos objetivos planteados.

Ecosistema Digital

En el mundo actual, la presencia en Internet se ha convertido en una herramienta fundamental para darse a conocer y captar un mayor número de usuarios. De acuerdo a esto, es indispensable la creación de un plan estratégico que lidere todas aquellas acciones que se deben llevar a cabo para el logro de los objetivos trazados por una marca.

Por lo anterior, cuando hablamos de ecosistema digital, nos referimos al sistema de interacciones que se deben construir para relacionar de manera efectiva una marca con su respectiva audiencia; acciones que traerán grandes beneficios para ella y que redundarán en beneficio de las metas inicialmente planteadas, permitiendo verificar el ROI de la compañía.

Para crear un ecosistema, se necesita la audiencia, una marca y el medio dentro del cual ellas se relacionan. En este caso, el medio está compuesto por los tres grandes grupos de medios digitales que existen: medios propios, medios pagos y medios ganados, los cuales hacen parte de los grandes macro-componentes del ecosistema digital.

Una vez definido el ecosistema y cada una de sus partes, se debe ajustar de acuerdo a las necesidades de la marca y crear las diferentes estrategias de marketing digital que apoyen la labor para el logro de dichos objetivos. Al diseñar y definir el ecosistema digital es importante tener muy claros esos objetivos de negocio y cuáles son los criterios de éxito digital, con el fin de diseñar las interacciones en cada grupo de medios; adicionalmente, se debe estudiar de manera exhaustiva el estado y madurez digital de la marca, las características de su audiencia o audiencias digitales, entender cuál es su esencia y el mensaje que se comunicará en cada acción e interacción planteada.

Posterior a este análisis, se procede al diseño de cada interacción (entendiendo cada una de ellas como parte de un todo) en cada tipo de medio donde se quiere que la marca tenga presencia. Es importante también, comunicar de manera clara y concisa a la audiencia para que ella entienda concretamente lo que se desee transmitir y se apropie por sí misma de la marca.

2014_ecosistemaDigital

Un ecosistema digital puede estar orientado a las ventas online, visitar puntos de venta físicos, compartir un mensaje importante, suministrar información relevante, interactuar con la marca masivamente, generar interacciones entre la audiencia o en algunos casos especiales, todas las acciones anteriores.

Para crear un ecosistema digital, es necesario llevar a cabo cada una de las tareas correspondientes. Para ello se realiza una lista de chequeo:

  1. Dejar claros los objetivos de negocio, ventas, marketing, comunicaciones.
  2. Analizar y acordar cuáles son las acciones que se desea, ejecute  la audiencia, qué acción queremos motivar para que ella desarrolle y qué consideramos exitoso para seguirlo implementando.
  3. Entender de manera exhaustiva el estado actual de la marca en los tres grandes grupos de medios digitales.
  4. Entender las características de consumo de medios y de navegación de la audiencia digital.
  5. Tener claridad del mensaje que se desea transmitir, alineándolo con el tono de comunicación, esencia de marca y concepto de comunicación global que se esté manejando.
  6. Modelar las interacciones, para esto se recomienda un grupo interdisciplinario compuesto por publicistas que entiendan bien el concepto de comunicación, un experto en marketing digital que entienda bien lo que cada grupo de medios puede ofrecer, y un equipo interdisciplinario de diseñadores, creativos y analistas digitales que apoyen el proceso de creación y diseño de cada interacción particular. En esta instancia es de especial importancia entender y diferenciar muy bien el tipo de resultados que ofrece cada tipo de medio digital y cada acción puntual dentro de estos canales, de manera tal que  las interacciones seleccionadas sean lo más efectivas posibles para los objetivos trazados.
  7. Desplegar las diferentes interacciones digitales de acuerdo al mapa planeado y realizar un monitoreo efectivo de los resultados de cada interacción y validar cómo fluye el “tráfico” de audiencia entre interacción e interacción; adicionalmente, correlacionar estos indicadores con los indicadores financieros o de negocio que directamente reflejarán la efectividad del ecosistema construido.
  8. A partir del feedback generado, se deben realizar las modificaciones necesarias para optimizar el tráfico, nivel de interacción y resultados efectivos del ecosistema.

Por último, recordemos que los principales objetivos de un ecosistema digital son cuatro:

  1. Lograr mayor interacción entre usuarios y marca-usuarios.
  2. Conseguir mayor tráfico hacia sus diferentes medios.
  3. Fidelizar a los usuarios con la marca.
  4. Lograr un llamado a la acción (Call to action).
  5. Contar una historia efectiva acorde con los objetivos de la marca.