Los 5 errores más comunes en las estrategias políticas digitales

Desde que Barack Obama logró capitalizar su estrategia digital en votos efectivos que lo llevaron a la presidencia de Estados Unidos mucho se ha dicho sobre estrategias efectivas, gurus, tácticas infalibles y recetas secretas para ganar.  La verdad es que nada está escrito, cada carrera presidencial es diferente, lo que sirvió en Estados Unidos no necesariamente será un éxito en otros países; revisaremos a continuación una serie de errores en los que muy comúnmente caen las campañas presidenciales digitales en los países latinoamericanos.

1.- La guerra sucia NO sirve

medios-de-manipulacionLos canales y plataformas digitales se prestan para vender ideas fácilmente, hablar mal de alguien, tirar la piedra y esconder la mano.  Lamentablemente dentro de la mayoría de campañas electorales, sobretodo en Latinoamérica se da el fenómeno de la guerra sucia, esto es algo que sucede la mayoría de las veces por directriz de los asesores y estrategas políticos donde tratan siempre de dañar la imagen de su rival, lo cual trae como consecuencia que el otro candidato responda con información negativa de su contraparte y esto se convierte en un circulo vicioso, en un toma y dame cuyo principal epicentro son los canales digitales.

En algunas ocasiones la información negativa que se divulga sobre el candidato rival es cierta, pero también en muchas ocasiones se trata de cortinas de humo mediaticas que tratan de hacerse eco en los canales digitales; el único problema es que en esta pelea se olvida lo más importante y es mostrar propuestas efectivas, banderas temáticas y ejes programáticos y el canal digital solo se convierte en un campo de guerra; de hecho muchos asesores digitales llaman “cuartos de guerra” a sus centros de comando de redes sociales y aunque la parabola de la guerra puede ser interesante para asignar tácticas, responsabilidades, actividades y esclarecer una linea de comando dentro del equipo digital, no se debe centrar la actividad en monitorear que dice el equipo rival sobre el candidato y generar cortinas de humo negativas contra él.

La verdad es que cuando se trata de elecciones y sobretodo si son elecciones presidenciales, la audiencia valorará mucho más poder responderse rápidamente tres preguntas ¿Quién es el candidato?, ¿Por qué debo votar por el candidato? y ¿Cómo puedo ayudar al candidato?, si una campaña digital responde estas tres preguntas a partir de una estrategia digital efectiva con un ecosistema digital que facilita el entendimiento de propuestas, presenta fácilmente los logros y hoja de vida del candidato y adicionalmente le da herramientas al potencial votante para que ayude al candidato tanto a nivel digital como con acciones offline la campaña digital realmente tendrá un impacto en los resultados finales del proceso de votación.

2.- Los indicadores digitales son solo digitales

curso-indicadores-rseMuchas veces se cae en la trampa de sobreestimar los indicadores digitales; y aunque son un termómetro que nos muestra comportamientos, tendencias y un buen o mal rendimiento de las comunidades digitales del candidato, esto no quiere decir que tendremos finalmente éxito en el gran indicador de éxito que es el VOTO.

Por tanto aquí el tema no se trata de dejar de un lado los indicadores de Volumen, Alcance e Interacción con la audiencia, se trata de mantener buenos niveles de estos indicadores pero sin perder de vista el más importante, que sólo se medirá al final con las votaciones; para esto debemos generar una conversación efectiva con la audiencia que haga consiente que de nada sirve ayudar y replicar el mensaje del candidato si al final no se vota masivamente en las urnas.

3.- Los falsos influenciadores siempre serán falsos

1024px-Anonymous_at_Scientology_in_Los_AngelesUna táctica muy utilizada a nivel de redes sociales es generar grandes volúmenes de conversaciones mediante perfiles pagos, esto no necesariamente es algo negativo; sin embargo dejar el éxito del movimiento digital del candidato sólo en estos perfiles / influenciadores pagos no es recomendable.  Una mejor opción es mezclar equipos de influenciadores pagos con experiencia en tácticas de conversación e interacción social con verdaderos seguidores voluntarios del candidato; no hay nadie mejor que un voluntario que cree en las bases ideológicas del candidato para hablar de forma efectiva y veraz sobre los puntos fuertes de él y así lograr conversaciones mucho más naturales que se abren desde los círculos de influencia de estos voluntarios.

4.- Sin un eje temático claro, el fracaso es seguro

estrategiaDe nada sirve tener un excelente grupo de influenciadores y voluntarios digitales si no se tiene un excelente material con todo el contenido programático, propuestas y mensajes claves del candidato; este contenido es la principal herramienta de trabajo del equipo de influenciadores y voluntarios, y será la base para el desarrollo de mecanismos de interacción y difusión del mensaje en los diferentes canales digitales con el objetivo de generar fenómenos virales.

Un grave error a nivel digital es iniciar las conversaciones sin previamente haber asimilado 100% cuál es el contenido estratégico clave del candidato, sus mensajes bandera  y los iconos temáticos.  Luego de tener esto claro se deben generar protocolos de comunicación digital, estandarizar tipos de mensaje y generar planes de acción en caso de contingencia, con esto definido si se pueden iniciar conversaciones e interacciones en los diferentes canales digitales. 

5.- Hay que entender más a la audiencia que al candidato

estudiar-a-la-audienciaAsí como entender el contenido estratégico de las propuestas del candidato es un punto clave; aún más importante es entender la audiencia con la que nos vamos a comunicar, en toda comunicación siempre nos han dicho que primero escuchemos y luego hablemos, de igual manera debemos hacerlo cuando vamos a conversar con los potenciales votantes, es importante entender los intereses, comportamiento digital, hábitos de consumo de información en Internet y más allá de eso, a partir de un monitoreo en redes sociales y estudios previos, entender cuáles son los temas más álgidos a ser tratados, de manera que los mensajes estratégicos que el candidato tiene sean modelados de acuerdo a las características, gustos y necesidades de su audiencia, esto no quiere decir que el núcleo de propuestas del candidato van a cambiar radicalmente, pero si que la forma, tono, lugar y momento en que se van a decir serán adaptados para lograr el mayor impacto posible en la audiencia.

Con todo lo anterior no estamos dando la última palabra en estrategias de marketing politico digital, pero si logramos entender algunos de los errores más comunes y como evitar en lo posible caer en ellos. Finalmente los canales digitales son solo eso, un nuevo canal que permite ampliar el alcance de nuestras ideas, lo que los candidatos deben hacer es tener coherencia y sentido común, logrando entregar de la forma más clara y adecuada el contenido a su audiencia, otorgándole herramientas efectivas que le permitan ayudarle en la difusión de sus propuestas y sin olvidar nunca que lo más importante es que sus seguidores efectivamente voten por el en el día de la verdad.

6 ventajas que tiene su negocio al pautar en dispositivos móviles

Debido al crecimiento alrededor del mundo y en particular en Colombia con respecto a la publicidad en los dispositivos móviles, es importante destacar las ventajas que tiene el pautar en ellos hoy en día. Publicando sus productos y servicios a través de móviles, usted logrará llegar a una mayor audiencia y encontrará grandes beneficios para su negocio. A continuación le comparto las 6 principales ventajas que tiene este tipo de publicidad:

  1. La imagen hace la diferencia
Foto: Indra Company

Foto: Indra Company

Muchas personas no leen los diversos tipos de anuncios por la cantidad de texto. Por tanto, usted puede aprovechar ésto para captar la atención de sus futuros clientes, por medio de imágenes llamativas que tengan una excelente resolución y color.

  1. Geolocalización
Foto: go2jump.com

Foto: go2jump.com

Al crear su anuncio, usted accede a la ubicación sociodemográfica de sus clientes. De esta manera, sabrá qué tipo de usuario es el que más visualiza su publicidad y adicionalmente, ellos podrán ubicarlo cerca al lugar donde se encuentren.

  1. Disponibilidad 7*24
Foto: Appolicious

Foto: Appolicious

Otra de las ventajas es la disponibilidad. Usted puede publicar este tipo de anuncios en diferentes horas del día y tiene la oportunidad de llegar a una mayor cantidad de usuarios, ya que las personas buscan sus productos, servicios e intereses, a través del dispositivo móvil en cualquier momento.

  1. Visibilidad
Foto: Indium

Foto: Indium

Esta ventaja está ligada a la anterior. Al tener la posibilidad de publicar el anuncio 7*24, logrará mayor visibilidad y conseguirá un mayor tráfico hacia su página web y redes sociales.

  1. Responsive Design
Foto: Photographer Connections

Foto: Photographer Connections

Esta tendencia en diseño permite que el tamaño del anuncio se adapte al dispositivo móvil. De esta forma, el usuario puede interactuar y visualizar fácilmente dicha publicidad, puesto que la información se ajusta fácilmente a la pantalla.

  1. Puede medir los resultados
Foto: Redusers.com

Foto: Redusers.com

Uno de los factores que más le interesa a las empresas es medir la efectividad de las diferentes campañas. El ámbito móvil no es ajeno a este tipo de análisis, ya que usted también puede hacerle seguimiento a los anuncios de manera constante y saber el impacto del mismo, obtener resultados relevantes y adoptar las mejores estrategias de marketing.

Recuerde que los anuncios móviles están pasando por un excelente momento; sáqueles el mayor provecho, promueva su negocio, hágalo crecer y acceda a nuevas oportunidades en ventas.

Por: Ángela Gardeazábal

Manual de Crisis Redes Sociales

Todas las empresas piensan que deben empezar por abrir una cuenta en cualquiera de las más populares redes sociales.  Lo que no saben, es que no sólo es necesario tener presencia con su marca en cualquiera de estos canales digitales, sino que también deben tener una estrategia planeada, antes de tomar esta importante decisión de abrir una cuenta en dichas  redes.  

En medio de este proceso estratégico, hay un factor que debemos tomar en cuenta que  nos ayudarán a apoyar el plan de trabajo, hablo sobre las crisis en redes sociales. Muchos de nosotros conocemos algunos casos que por lo general han sido los más virales, como el de Taco Bell en dónde uno de los empleados grabó un video mientras  orinaba sobre  el plato de comida y luego lo subió a la red desconociendo el efecto de viralización que podía tener, causando graves daños a la reputación de la marca, la cual tampoco contaba con un manual de crisis para poder contener esa ola de ataques, o sobre todo saber cómo reaccionar en ese momento, aumentando así su efecto negativo.

Esto significa que debemos elaborar un manual de crisis que incluya unas políticas que cubran nuestra estrategia y refuercen su ejecución. Para ello es importante conocer qué debe contener ese manual y cómo integrarlo a nuestro plan de trabajo.

Lo primero que debemos identificar es  cuándo es realmente un caso de crisis para nuestra marca  y así comenzar a crear una hipótesis de los posibles escenarios a los que está expuesta la marca. Para ello lo mejor es crear un maping en donde identifiquemos cuáles son los posibles detractores e influenciadores negativos que relacionan nuestro nombre en las redes;además, debemos en listar a los trolls sembrados en nuestras cuentas.

Lo segundo, es conformar el grupo de trabajo y alinear los roles que tendría cada uno en el desarrollo, contención y ataque de una crisis. Lo mejor es generar una infografía con estos perfiles, donde esté desde el community hasta el dircom, ejecutivo o gerente de la empresa.

Lo siguiente es interpretar muy bien la comunicación y el lenguaje que está entorno a nuestra marca, esto con el fin de interpretar muy bien los posibles mensajes que pueden desatar una crisis. Un mal comentario o una crítica pueden provenir de un usuario que realmente está insatisfecho o de un troll que simplemente busca notoriedad. Manejar correctamente este tipo de situaciones puede ser la diferencia entre atajar el problema o amplificarlo.

Si hay una frase a tener en la cabeza es don’t feed the troll, es decir, si el mensaje es de alguien que entra únicamente para hacer ruido pero su crítica no tiene base fundamentada, lo mejor que podemos hacer es ignorarlo. Si no se atiende a esas razones, en el caso de un usuario legítimo, debemos disculparnos si hemos cometido un error e intentar solventar el problema. Las marcas más humanas son las que siempre reconocen y actúan de forma transparente con su comunidad.

Entonces, ¿Cómo saber cuándo nos encontramos ante una crisis? La respuesta más simple sería, cuando la reputación de nuestra empresa o nuestra marca se encuentre en entredicho y peligre considerablemente. Y, ¿Cuál puede ser el origen de una crisis?   Puede surgir de información mal dada o una mala comunicación, mala coordinación interna, una publicación desafortunada o, directamente, un comentario de un usuario descontento que ha servido para activar  a toda nuestra comunidad de usuarios. Para cualquiera de estos casos debemos tener en cuenta un principio de la comunicación que es: ¿Quien dice qué, a través de qué medio, y con qué efecto? Sea cual sea el origen de la crisis, al igual que se prepara una estrategia de comunicación en las redes sociales, debemos empezar a ejecutar nuestro manual de referencia que tendrá los primeros pasos y las tomas de decisiones.

1. Monitoreo
El primer paso en cualquier crisis es la detección del problema, es decir, que cuanto más tardemos en conocer qué está pasando, más difícil será contener el aluvión de críticas o malos comentarios alrededor de nuestra marca. La detección temprana pasa por una escucha activa de las redes sociales y todos aquellos medios (foros, blogs, etc.) en los que se mueva nuestro público. Conocer la opinión de nuestros seguidores y, sobre todo, qué les ha molestado, nos ayudará a identificar el problema y, sobre todo, elaborar la respuesta más adecuada a cada uno de los medios en los que esta crisis se haya propagado. Es fundamental comenzar a documentarse del problema,  recopilando los mayores datos posibles que nos sirvan como base para preparar la estrategia. Además, debemos evitar cualquier impulso de contestar a los usuarios “más enérgicos” o borrar mensajes, puesto que estaríamos generando más ruido y podría ser contraproducente. 

2. Identificar usuarios influenciadores
Una vez identificadas las redes en las que se ha propagado la crisis, el siguiente paso a dar es identificar a los usuarios “influenciadores”, es decir, aquellos cuya voz está liderando a la comunidad para expresar su inconformidad públicamente. Es importante  encontrar ese círculo de influenciadores y Lista  analizar correctamente los perfiles que están aportando al desarrollo de la crisis. Para identificar  los influenciadores (Negativos) que están detrás, partiremos de la información recopilada en la monitorización del problema, de esa manera, identificamos a los usuarios que más están hablando del tema yd seguirlo hasta el momento en que se generó la crisis. Tendremos que comprobar que son usuarios reales y no perfiles ficticios de trolls o de la competencia. 
3. Reunir al equipo de crisis 

Este equipo tendrá que   recopilar los datos identificados en el monitoreo y poner sobre la mesa los posibles escenarios que deben enfrentar. También generar la estrategia de respuesta y las líneas de ejecución y medición de la misma. Por último, es recomendable que este grupo de trabajo tenga disponibilidad y compromiso con la compañía, así podrán de forma oportuna trabajar cuando la  crisis esté en curso, y no cuando ya exista un efecto. Una vez elaborado este plan estratégico, es importante que sea compartido con todas las áreas de la empresa antes de ser llevado a su ejecución, así todos estarán alineados y podrán responder sin contratiempos desde servicio al cliente, comunicaciones (voceros oficiales) RRPP y Presidencia.

4. Ejecución del plan de acción 
La puesta en marcha de este plan es muy importante ya que de él depende qué tan rápido contrarrestemos el efecto negativo de la crisis. No debemos olvidar que dar la cara es símbolo de transparencia con la comunidad. Durante la ejecución se debe hacer seguimiento sobrecómo evoluciona nuestra estrategia y si es necesario, replantear el camino o reforzar nuestro plan de acción para lograr total efectividad.

5. Seguimiento 
Tras la tempestad de la crisis no llega la calma y seguramente debamos seguir alerta porque puede que alguna de las quejas se hayan seguido propagando y sigan llegando protestas residuales que tendremos que tratar de la misma manera, es decir, siguiendo el plan de actuación definido. Además, seguiremos monitorizando la causa de esta crisis, a la que asociaremos una familia de etiquetas o palabras clave para ver si nuestra solución fue asertiva. En paralelo, deberemos seguir fomentando nuestra reputación digital, es decir, salir adelante con el problema y continuar la labor de la publicación, interactuar con el usuario, crear debates con él y fomentar su participación. En cualquier tipo de relación, cualquiera de las partes puede equivocarse y, tras la disculpa, debe retomarse el ritmo normal y aprender las lecciones para que no vuelva a sucedernos

6. Lecciones aprendidas 
Tras la gestión de la crisis, debemos analizar todo lo sucedido para mejorar los procedimientos de comunicación interna de la empresa y, si fuese necesario, el protocolo de gestión de crisis en redes sociales. Además, es el momento de valorar si nuestra empresa debe tener presencia en otros medios sociales en los que se habla de nosotros y no participábamos hasta el momento, o hasta rediseñar nuestra estrategia de comunicación, dándole un nuevo aire a nuestra marca.

Jimmy Moreno.