Los 5 errores más comunes en las estrategias políticas digitales

Desde que Barack Obama logró capitalizar su estrategia digital en votos efectivos que lo llevaron a la presidencia de Estados Unidos mucho se ha dicho sobre estrategias efectivas, gurus, tácticas infalibles y recetas secretas para ganar.  La verdad es que nada está escrito, cada carrera presidencial es diferente, lo que sirvió en Estados Unidos no necesariamente será un éxito en otros países; revisaremos a continuación una serie de errores en los que muy comúnmente caen las campañas presidenciales digitales en los países latinoamericanos.

1.- La guerra sucia NO sirve

medios-de-manipulacionLos canales y plataformas digitales se prestan para vender ideas fácilmente, hablar mal de alguien, tirar la piedra y esconder la mano.  Lamentablemente dentro de la mayoría de campañas electorales, sobretodo en Latinoamérica se da el fenómeno de la guerra sucia, esto es algo que sucede la mayoría de las veces por directriz de los asesores y estrategas políticos donde tratan siempre de dañar la imagen de su rival, lo cual trae como consecuencia que el otro candidato responda con información negativa de su contraparte y esto se convierte en un circulo vicioso, en un toma y dame cuyo principal epicentro son los canales digitales.

En algunas ocasiones la información negativa que se divulga sobre el candidato rival es cierta, pero también en muchas ocasiones se trata de cortinas de humo mediaticas que tratan de hacerse eco en los canales digitales; el único problema es que en esta pelea se olvida lo más importante y es mostrar propuestas efectivas, banderas temáticas y ejes programáticos y el canal digital solo se convierte en un campo de guerra; de hecho muchos asesores digitales llaman “cuartos de guerra” a sus centros de comando de redes sociales y aunque la parabola de la guerra puede ser interesante para asignar tácticas, responsabilidades, actividades y esclarecer una linea de comando dentro del equipo digital, no se debe centrar la actividad en monitorear que dice el equipo rival sobre el candidato y generar cortinas de humo negativas contra él.

La verdad es que cuando se trata de elecciones y sobretodo si son elecciones presidenciales, la audiencia valorará mucho más poder responderse rápidamente tres preguntas ¿Quién es el candidato?, ¿Por qué debo votar por el candidato? y ¿Cómo puedo ayudar al candidato?, si una campaña digital responde estas tres preguntas a partir de una estrategia digital efectiva con un ecosistema digital que facilita el entendimiento de propuestas, presenta fácilmente los logros y hoja de vida del candidato y adicionalmente le da herramientas al potencial votante para que ayude al candidato tanto a nivel digital como con acciones offline la campaña digital realmente tendrá un impacto en los resultados finales del proceso de votación.

2.- Los indicadores digitales son solo digitales

curso-indicadores-rseMuchas veces se cae en la trampa de sobreestimar los indicadores digitales; y aunque son un termómetro que nos muestra comportamientos, tendencias y un buen o mal rendimiento de las comunidades digitales del candidato, esto no quiere decir que tendremos finalmente éxito en el gran indicador de éxito que es el VOTO.

Por tanto aquí el tema no se trata de dejar de un lado los indicadores de Volumen, Alcance e Interacción con la audiencia, se trata de mantener buenos niveles de estos indicadores pero sin perder de vista el más importante, que sólo se medirá al final con las votaciones; para esto debemos generar una conversación efectiva con la audiencia que haga consiente que de nada sirve ayudar y replicar el mensaje del candidato si al final no se vota masivamente en las urnas.

3.- Los falsos influenciadores siempre serán falsos

1024px-Anonymous_at_Scientology_in_Los_AngelesUna táctica muy utilizada a nivel de redes sociales es generar grandes volúmenes de conversaciones mediante perfiles pagos, esto no necesariamente es algo negativo; sin embargo dejar el éxito del movimiento digital del candidato sólo en estos perfiles / influenciadores pagos no es recomendable.  Una mejor opción es mezclar equipos de influenciadores pagos con experiencia en tácticas de conversación e interacción social con verdaderos seguidores voluntarios del candidato; no hay nadie mejor que un voluntario que cree en las bases ideológicas del candidato para hablar de forma efectiva y veraz sobre los puntos fuertes de él y así lograr conversaciones mucho más naturales que se abren desde los círculos de influencia de estos voluntarios.

4.- Sin un eje temático claro, el fracaso es seguro

estrategiaDe nada sirve tener un excelente grupo de influenciadores y voluntarios digitales si no se tiene un excelente material con todo el contenido programático, propuestas y mensajes claves del candidato; este contenido es la principal herramienta de trabajo del equipo de influenciadores y voluntarios, y será la base para el desarrollo de mecanismos de interacción y difusión del mensaje en los diferentes canales digitales con el objetivo de generar fenómenos virales.

Un grave error a nivel digital es iniciar las conversaciones sin previamente haber asimilado 100% cuál es el contenido estratégico clave del candidato, sus mensajes bandera  y los iconos temáticos.  Luego de tener esto claro se deben generar protocolos de comunicación digital, estandarizar tipos de mensaje y generar planes de acción en caso de contingencia, con esto definido si se pueden iniciar conversaciones e interacciones en los diferentes canales digitales. 

5.- Hay que entender más a la audiencia que al candidato

estudiar-a-la-audienciaAsí como entender el contenido estratégico de las propuestas del candidato es un punto clave; aún más importante es entender la audiencia con la que nos vamos a comunicar, en toda comunicación siempre nos han dicho que primero escuchemos y luego hablemos, de igual manera debemos hacerlo cuando vamos a conversar con los potenciales votantes, es importante entender los intereses, comportamiento digital, hábitos de consumo de información en Internet y más allá de eso, a partir de un monitoreo en redes sociales y estudios previos, entender cuáles son los temas más álgidos a ser tratados, de manera que los mensajes estratégicos que el candidato tiene sean modelados de acuerdo a las características, gustos y necesidades de su audiencia, esto no quiere decir que el núcleo de propuestas del candidato van a cambiar radicalmente, pero si que la forma, tono, lugar y momento en que se van a decir serán adaptados para lograr el mayor impacto posible en la audiencia.

Con todo lo anterior no estamos dando la última palabra en estrategias de marketing politico digital, pero si logramos entender algunos de los errores más comunes y como evitar en lo posible caer en ellos. Finalmente los canales digitales son solo eso, un nuevo canal que permite ampliar el alcance de nuestras ideas, lo que los candidatos deben hacer es tener coherencia y sentido común, logrando entregar de la forma más clara y adecuada el contenido a su audiencia, otorgándole herramientas efectivas que le permitan ayudarle en la difusión de sus propuestas y sin olvidar nunca que lo más importante es que sus seguidores efectivamente voten por el en el día de la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s