Insights de Valor

Siempre nos hemos preguntado de dónde salen las ideas, sobre todo de esas grandes que casi nunca se nos ocurren. La respuesta a esto es incierta, aunque si imaginamos un mundo o un planeta como lo llamaba platón en dónde viven las ideas y nosotros simplemente debemos bajarlas o tomarlas sería un buen referente para empezar nuestra construcción del insight. Pero sigue siendo un problema el cómo bajarla de ese imaginario que todos tenemos para darle vida y realismo.

Ahora bien lo primero que debemos hacer es cuestionarnos y pensar cuál es el fin de nuestra idea, osea en nuestro segmento significa, qué necesidad vamos a atacar con una solución que será representada y ejecutada con una buena idea. En este caso debemos tener alguna información o brief que nos permita empezar nuestro ejercicio creativo que debe tener en cuenta estos pasos:

• Fuentes o referentes
• Idealización
• Conceptualización
• Realización

Teniendo esa idea definida debemos darle valor para que se convierta en el timón de una estrategia y no solo en una simple ejecución bonita. Pero bien ¿cómo la incorporamos? Lo primero que debemos hacer es entender esa necesidad que hablábamos y que debe ser puesta sobre la mesa con mucha objetividad para que nuestra interpretación se más clara y nuestras ideas puedan tomar forma.

Lo segundo es tener algunos referentes y un espacio para pensar en todos los escenarios en los que queremos llevar esa idea, si se cuenta con un grupo creativo se puede hacer un brainstorminig que funciona muy bien ampliando la visión y construcción.

Ideas

Lo tercero es seleccionar la idea con el mayor potencial, pero no descartar las demás ideas que hayan tenido relevancia en nuestra búsqueda ya que en algún momento nos serán de ayuda o encontraremos un espacio para ellas en nuestra estrategia.

Por último debemos asegurarnos que se baje en una ejecución coherente y que refleje toda esa conceptualización que hemos hecho, al final en la medición veremos los resultados de nuestra idea que están atados a los objetivos propuestos y al mismo tiempo podremos recoger varios insights de valor para nuestra campaña que nos permitirán optimizarla para así darle continuidad.

¿Por qué un ecosistema digital?

De acuerdo con el gurú del management Peter Drucker “Sólo existe una definición valida del propósito de un negocio: crear y desarrollar clientes … El cliente es la base de cualquier negocio”. A partir de esta posición, los productos, las marcas y la tecnología son herramientas por medio de las cuales las empresas crean valor para los clientes.  La rentabilidad y el éxito son el resultado de la creación de clientes y la gestión efectiva de dicho proceso.

Entender el cliente y la creación integral de valor para él es un enfoque efectivo para las empresas que muchas veces caen en diferentes tipos de miopías, enfocándose en temas diferentes como el producto, la marca y en el peor de los casos únicamente en la rentabilidad del negocio.

Este enfoque en crear y desarrollar clientes va mucho más allá de simplemente realizar una venta del producto o servicio, y va aún más allá de seguir el tradicional proceso de venta que lleva fidelización y re-compra, hoy día debemos hablar de una experiencia integral que hacemos vivir a nuestro cliente de manera continua en cada punto de contacto que tiene con la marca; esto lo logramos con estrategias de comunicaciones transparentes que informen de beneficios reales sobre el producto y/o servicio que permitan al potencial cliente tomar la decisión adecuada de adquirir lo que le ofrecemos.

Pero ¿Cómo logramos mostrar las características de nuestro producto o servicio de una manera transparente, efectiva y que nos permita generar conversaciones donde la marca asume una personalidad y el potencial cliente realmente llega a sentir que esta siendo asesorado por un experto?, el medio perfecto es el digital y no por moda, sino por simple lógica, el canal digital es el canal natural donde cada vez más tiempo pasan diferentes audiencias con diferentes objetivos desde entretenerse, investigar, jugar, hasta comunicarse con sus compañeros de trabajo y seres queridos. Ecosistema digital

Es un hecho que el canal digital le permite a las empresas demostrar las características de su producto y/o servicio de manera efectiva, con hechos, demostraciones y de forma sincera; y adicionalmente le permite conversar y generar una narrativa que logra llamar la atención del cliente para que entienda nuestra propuesta de valor, pero más allá de eso permite que nos de feedback y que se sienta sobre todo escuchado por parte de la marca; cuando logramos que el cliente se sienta realmente importante y no cómo un número más, hemos logrado que el se convierta en un cliente que no comprará una sola vez sino muchas veces y adicionalmente gracias a las herramientas que brinda el entorno digital, multiplicará el mensaje recomendando lo que se le ha ofrecido.

Una marca logra todo lo anterior en el entorno digital cuando crea un ecosistema digital, entendiendo este como el conjunto de interacciones digitales entre marca y audiencia que son diseñadas con el fin de comunicar, conversar, demostrar y complementar la propuesta de valor que la empresa quiere brindar a su cliente.

Un ecosistema digital no se diseña únicamente para comunicar, se crea para hacer vivir y complementar la propuesta de valor que se le ofrece a la audiencia, haciendo vivir esta propuesta de valor en cada punto de contacto que se tiene con un cliente.