¿Quién le aprende a quien en el entorno digital?

¿Enseñando a usar el hashtag?

¿Enseñando a usar el hashtag?

En uno de mis días como usuario digital me encontré un post con esta imagen en Facebook, una “Infografía” en la que un diseñador gráfico y “experto digital” pretendía enseñar a los usuarios la “forma correcta” de utilizar el hashtag. Nunca estuve de acuerdo con su posición, ni con la de los pocos que la compartieron con el propósito de cambiar una tendencia evidente en el uso del lenguaje de quienes participan de forma activa en las redes sociales, ya que a mi parecer la función de un experto digital frente al usuario no debe ser la de enseñar, debe ser la de aprender.

Uno de los aspectos que este diseñador gráfico resaltaba en su “infografía” como uso incorrecto del hashtag era el uso del mismo en Facebook, recalcando que este no funcionaba en esta red social y ridiculizando a quienes lo usaban en la plataforma. En este momento Facebook reconoce, diferencia y resalta el hashtag dentro de su lenguaje. Ha trabajado en su plataforma siguiendo las tendencias que sus usuarios activos le han marcado, ha cambiado aprendiendo de ellos. Esa es la verdadera función de un experto digital, aprender y entender, no enseñar o imponer. Su esencia es ser un usuario digital más.

 

Juan Felipe Charry

Creative Planner

Experto digital; usuario digital

Experto digitla; usuario digitalCada día es más común encontrar personas que dicen ser expertos en marketing digital. Pero, ¿Qué es ser un experto digital? ¿Realmente su amplio conocimiento de los canales, medios y plataformas digitales los hacen expertos en el tema?

No podemos negar que es de gran importancia comprender a fondo las características técnicas del mundo digital, ya que es así como podemos conocer las infinitas posibilidades que este nos ofrece dentro del marketing, es gracias a este conocimiento que logramos hacer realidad todas nuestras ideas, todo lo que planeamos. Pero, debemos tener un conocimiento que tiene la misma importancia, el que sólo nos puede dar el ser usuarios digitales activos; ver el mundo digital desde la perspectiva de la audiencia.

¿Por qué es tan importante este conocimiento? Es este el que nos llevara a realizar acciones acertadas que sean bien recibidas por nuestro target. Al pensar como usuario digital lograremos planear acciones más exitosas y ejecutarlas de la mejor forma, sólo debemos tener muy en cuenta que a los usuarios digitales no hay que involucrarlos con las cuestiones técnicas, no tienen por qué entender la lógica detrás de los canales y plataformas ya que ellos mismos son los que se encargan de darle sentido a los espacios digitales.

Es un error que los expertos digitales no reconozcan los cambios en las tendencias digitales, el uso del lenguaje y los comportamientos de los usuarios y se entienda el expertise digital simplemente en cuestiones de funcionamiento técnico, cuando son realmente los usuarios quienes le dan el verdadero valor, son estos quienes alimentan los ecosistemas digitales por medio de su actividad diaria, llevando a que los expertos digitales no sólo generen contenido para enganchar usuarios potenciales si no también a entender el comportamiento, las actitudes y el lenguaje que usan las personas en el mundo digital. Esto va a brindar insights de gran valor que serán muy útiles al momento de pensar en diferentes formas de generar interacciones satisfactorias a nivel digital.

Debido al dinamismo y a los constantes cambios en los ecosistemas digitales, debemos permanecer siempre a la vanguardia, un amplio conocimiento técnico no es valioso sin un vasto conocimiento del mundo digital de cara al usuario; ser un experto digital es ser un usuario digital más.

Juan Felipe Charry

Creative Planner

Comunidad, valor en doble vía

Un juego de valorEn un mundo en el que a diario crece el número de usuarios de redes sociales y en el cual cada vez las personas creen menos en la publicidad, puede llegar a ser difícil pensar en cómo difundir los valores diferenciales de una empresa, marca o producto.

Darse cuenta como los consumidores huyen de la publicidad convencional nos hace pensar en nuevas herramientas para lograr que, quienes queremos sean consumidores, vean la marca, y no sólo eso, que también crean en ella. Es bien sabido que las personas creen cada día menos en anuncios y cada día más en lo que otros dicen, en lo que otros recomiendan. Las personas creen cada día menos en las marcas pretenciosas, todo poderosas (a excepción de unas pocas que se encuentran posicionadas dentro de sus corazones hace ya un largo tiempo).

Esto se debe a que los consumidores se cansan de los mensajes sin valor, de solo recibir información de las marcas que pretenden ganar protagonismo a la fuerza y generar simplemente recordación dentro del público. Por esta sencilla razón se hace necesario que las marcas den algo más a sus clientes, es necesario llegar mas allá de lo que simplemente ellos pueden percibir. Se debe hacer algo que realmente los marque y los impacte, generarles experiencia, que sientan que la marca, producto o empresa vive con ellos, los acompaña; se deben generar vivencias. Es sólo así como se logra tocar sus corazones y cambiar sus vidas de una forma u otra. Solo al generar valor dentro de la audiencia recibiremos valor de vuelta.

No hay mejor forma de lograr nuestros objetivos que hacer a los consumidores participes y protagonistas del día a día de la marca, involucrándolos con esta y que ellos mismos sean quienes comuniquen y que cuenten las experiencias que viven. Es en este momento en el que nos hacemos la pregunta. ¿Cómo lograr ese tipo de involucramiento con nuestros clientes? La respuesta a esa pregunta es muy sencilla, lo logramos por medio de la construcción o creación de una comunidad que gire en torno a todas las experiencias y vivencias que la marca pueda ofrecer, una comunidad que sienta la marca como suya y se apropie de ella; pero, aunque la respuesta a esa pregunta sea sencilla, no es fácil lograr construir esto, en realidad no es algo que se haga de la noche a la mañana, es necesario un esfuerzo enorme y en conjunto, tiempo y dedicación, al igual que un planteamiento estratégico sólido y mucha creatividad en el uso correcto de los canales y herramientas disponibles para lograrlo.

Juan Felipe Charry

Creative Planner