Lógica Digital: Creando comunidad con humildad

La lógica digital es una manera de tomar decisiones en redes sociales como las podrías tomar en tu vida personal: con criterio, sentido y, obviamente, lógica.

Muchas personas están desarrollando estrategias digitales únicamente para salir del paso y quedar bien delante del cliente o para justificar que si están trabajando; realizan contenidos y piezas sin pensamiento ni concepto, solo lo hacen para publicar y “tener presencia” en las redes sociales. Mal hecho.

Pero… ¿qué es la lógica digital? 

Es, simplemente, terminar de entender que los mercados son netamente conversacionales, que una marca no es un robot que está vendiendo… vendiendo… vendiendo. Sino es saber cómo humanizar una marca desde la raíz y conceptualización del cliente, sin perder su esencia y clave. La lógica digital es saber trabajar con humildad y honestidad, donde asumir un riesgo tiene que ser el reto a afrontar en cada publicación, al menos una vez a la semana.

El reto como tal de trabajar bajo la lógica digital es lograr que el usuario sea quien genere el contenido, que sea él quien de la chiva, porque le pertenece. No es la marca, es el usuario quien tiene el poder (no todo, pero si un gran porcentaje). Pero para trabajar bajo la lógica digital debemos tener una buena estrategia, que tenga un sólido ecosistema digital y así poder tener esa fuerte presencia que se busca en las redes sociales.

Recordemos que el principal valor de la WWW (World Wide Web) es la capacidad de conexión que crea entre las personas, es decir, el mismo poder que tienen las redes sociales. La relación cliente-agencia debe estar tan compenetrada que debemos comenzar a pensar en el usuario y no en un portafolio, en complacer al cliente o por salir del paso.

Entonces… ¿qué es la lógica digital?

Es tener la capacidad de generar un Contenido lleno de Honestidad para Compartir con la Comunidad, esto generará la Conversación que, día a día, nutrirá, con Humildad las redes sociales de nuestros clientes, inclusive las personales.

Que no se nos olvide: la fórmula matemática de la Lógica Digital es: 4C+2H

Comunidad / Compartir / Contenido / Conversación + Honestidad / Humildad

Te recomiendo no seguirme en Twitter: @kikearlia. Mi nombre es Luis Arlia y soy el Social Media Manager de uno de los clientes de Wigilabs.

Neuromarketing: una herramienta generadora de sonrisas

Vender es cada vez más difícil, mantener la atención de los consumidores, su fidelidad y su relación con la marca es cada día más complicado. Los consumidores son más exigentes, las ofertas cada vez más variadas y los trucos que usa la competencia más innovadores y efectivos, lo que hace que las compañías tengan que enfrentarse con diferentes estrategias para conseguir mantener a su grupo de consumidores.

Uno de los puntos en los que cada vez están centrándose más las compañías es el de emplear no solo cuestiones obvio o tradicionales en su aproximación a los consumidores sino también en el de emplear recursos y técnicas novedosos para llegar hasta ellos. Una de las técnicas que permite entender a los consumidores y atraerlos es el neuromarketing, el cual se centra en entender cómo funciona el cerebro de los consumidores y darle así, los estímulos más adecuados para convencerlos de que confíen en una marca o sean fieles a una compañía JULIO-02

Los recursos del neuromarketing en el punto de venta suelen apelar a nuestros sentimientos, emociones y además a las relaciones interpersonales, porque no solo usar los colores adecuados o los olores que nos seducen como compradores pueden ayudar a las empresas a traer consumidores, también pueden elegir elementos mucho más concretos y personales que aumentaran la confianza del consumidor y le harán más cercana la marca.

Un reciente estudio demuestra que la sonrisa aumenta la confianza que se tiene en el interlocutor. Se ve reflejado cuando se habla con alguien y esta persona sonríe, la persona siente que no solo es más atractiva e inteligente sino también que es más digna de confianza, este punto se convierte en un elemento clave en la atención al consumidor.

Existen diferentes tipos de sonrisa:

– Sonrisas sociales: Son las que se realizan de forma consciente porque es lo que espera de nosotros la otra persona.

-Sonrisas verdaderas: Son involuntarias y en las que no solo se curva la boca, sino que se ponen en marcha muchos músculos faciales. Los interlocutores sientes más confianza en aquellas personas que sonríen de forma verdadera.

-Sonrisa falsa: Son las que tienen un efecto paralelo (y aveces parecido) a la sonrisa verdadera, ésta también reduce el estrés y ayuda a mejorar cómo nos sentimos en cuestión de humor.

Una sonrisa también hace que el consumidor cambie en lo que a consumo y gasto se refiere, no es una decisión racional pero el subconsciente empuja hacia esa dirección. Se han analizado estudios de cómo se consume en base al humor de lo que se ve, enfrentando a los consumidores a caras sonrientes y enfadadas antes de adquirir un producto. Por una lado los consumidores adquirían más cuando veían una cara sonriente y además estaban dispuestos a pagar más por sus productos cuando eran enfrentados a una sonrisa y expresiones alegres que cuando estaban en frente de una cara enfadada.

 

Extraído de: PuroMarketing.com

Algunos consejos a la hora de medir

Uno de los fuertes al construir estrategias de marketing digital es la capacidad que nos ofrece la web de medir las acciones que realizan los usuarios como resultado de los esfuerzos de comunicación que se ejecutan. A comparación de los medios tradicionales como la radio y la TV, podemos medir con exactitud cuántas personas vieron nuestra publicidad o en algunas ocasiones quiénes interactuaron con nuestras publicaciones.

Bien sea en social media, pauta digital o hasta en una simple url referida, es importante tener siempre a la mano datos que le ofrezcan a nuestros clientes, resultados e insights relevantes que le provean información de sus usuarios/consumidores y de los posibles comportamientos que ellos tienen frente a la marca.

Estos son algunos consejos para tener en cuenta al medir actividades de marketing digital.gif_1252-cartoon-character-happy-numbers-7

  1. Aprenda a querer los números

Nos gusten o no, es muy importante presentar cifras, conocer qué es un promedio o cuál es la fórmula para calcular el crecimiento, por ejemplo. Esto lleva las actividades de comunicación a un estado cuantificable y de mejor comprensión para el cliente y los interesados.

575x288xword-excel-powerpoint-tablets-android-00.png.pagespeed.ic.6IusAlrH9bXrNzMtGmJt

  1. Reencuentre la amistad con Excel y Power Point

La mejor y más asequible herramienta para presentar reportes y construir toda la guía de información es Office. Conocer las funcionalidades básicas como fórmulas (¡No necesita saberlas todas!), gráficos o formatos le brindarán lo necesario para que le haga entender a los interesados como le fue a las actividades de comunicación que se realizaron.

 

dan_kpi_in_speedometer

  1. Conozca qué está midiendo

Este es uno de los apartados más importantes, usted debe manejar conceptos que se refieren al tema con seguridad. En marketing digital hablamos de indicadores de gestión (los famosos KPI), como el alcance, el número de clics, las impresiones o las interacciones. Estos datos numéricos le permitirán contarles a las personas como fueron recibidas las actividades de comunicación.

MKT-ToolKit

  1. Aprenda a usar las herramientas web

En internet hay un sinfín de herramientas gratuitas y de pago para medir los indicadores. Busque las que mejor se ajusten de acuerdo a su conocimiento de marketing digital pero no olvide 2 tips importantes:

  1. Interprete siempre de la misma forma, desde que comience a usarla documéntese y encuentre todos los pros, contras y alcance de la herramienta. Conozca de donde provienen los datos y cómo los calcula para tener los argumentos suficientes a la hora de presentarlos.
  2. Use siempre las mismas, así evitará tener que calibrar siempre la medición y tendrá un proceso más fácil.

Imagen1

  1. Encuentre puntos de comparación

Cuando presenta las cifras muchas veces no hablan por sí solas, es necesario que le ofrezca a los interesados un referente con qué comparar. Los más usados son fuentes externas como estudios grandes de mercado que vienen de empresas dedicadas a esta tarea como Comscore o entidades que agremian distintas categorías. Otro referente que usted mismo puede hallar es un pequeño benchmarking de la categoría de la marca, “espiando” diferentes aspectos de su competencia en redes sociales o en los sitios web. Si aún no ha podido encontrar información relevante, compárese con usted mismo hallando diferencias en los periodos de tiempo que ha transcurrido en el negocio.

judge-approves-plan-b

  1. Tenga plan B y C siempre a la mano

Haga un back up periódico de su información, cuando las herramientas fallan, no encuentra la información adecuada o se queda sin internet, tenga siempre a la mano argumentos así sean cualitativos que le permitan sustentar sus ideas y el performance de las actividades de comunicación que realizó.

Insights de Valor

Siempre nos hemos preguntado de dónde salen las ideas, sobre todo de esas grandes que casi nunca se nos ocurren. La respuesta a esto es incierta, aunque si imaginamos un mundo o un planeta como lo llamaba platón en dónde viven las ideas y nosotros simplemente debemos bajarlas o tomarlas sería un buen referente para empezar nuestra construcción del insight. Pero sigue siendo un problema el cómo bajarla de ese imaginario que todos tenemos para darle vida y realismo.

Ahora bien lo primero que debemos hacer es cuestionarnos y pensar cuál es el fin de nuestra idea, osea en nuestro segmento significa, qué necesidad vamos a atacar con una solución que será representada y ejecutada con una buena idea. En este caso debemos tener alguna información o brief que nos permita empezar nuestro ejercicio creativo que debe tener en cuenta estos pasos:

• Fuentes o referentes
• Idealización
• Conceptualización
• Realización

Teniendo esa idea definida debemos darle valor para que se convierta en el timón de una estrategia y no solo en una simple ejecución bonita. Pero bien ¿cómo la incorporamos? Lo primero que debemos hacer es entender esa necesidad que hablábamos y que debe ser puesta sobre la mesa con mucha objetividad para que nuestra interpretación se más clara y nuestras ideas puedan tomar forma.

Lo segundo es tener algunos referentes y un espacio para pensar en todos los escenarios en los que queremos llevar esa idea, si se cuenta con un grupo creativo se puede hacer un brainstorminig que funciona muy bien ampliando la visión y construcción.

Ideas

Lo tercero es seleccionar la idea con el mayor potencial, pero no descartar las demás ideas que hayan tenido relevancia en nuestra búsqueda ya que en algún momento nos serán de ayuda o encontraremos un espacio para ellas en nuestra estrategia.

Por último debemos asegurarnos que se baje en una ejecución coherente y que refleje toda esa conceptualización que hemos hecho, al final en la medición veremos los resultados de nuestra idea que están atados a los objetivos propuestos y al mismo tiempo podremos recoger varios insights de valor para nuestra campaña que nos permitirán optimizarla para así darle continuidad.

¿Por qué un ecosistema digital?

De acuerdo con el gurú del management Peter Drucker “Sólo existe una definición valida del propósito de un negocio: crear y desarrollar clientes … El cliente es la base de cualquier negocio”. A partir de esta posición, los productos, las marcas y la tecnología son herramientas por medio de las cuales las empresas crean valor para los clientes.  La rentabilidad y el éxito son el resultado de la creación de clientes y la gestión efectiva de dicho proceso.

Entender el cliente y la creación integral de valor para él es un enfoque efectivo para las empresas que muchas veces caen en diferentes tipos de miopías, enfocándose en temas diferentes como el producto, la marca y en el peor de los casos únicamente en la rentabilidad del negocio.

Este enfoque en crear y desarrollar clientes va mucho más allá de simplemente realizar una venta del producto o servicio, y va aún más allá de seguir el tradicional proceso de venta que lleva fidelización y re-compra, hoy día debemos hablar de una experiencia integral que hacemos vivir a nuestro cliente de manera continua en cada punto de contacto que tiene con la marca; esto lo logramos con estrategias de comunicaciones transparentes que informen de beneficios reales sobre el producto y/o servicio que permitan al potencial cliente tomar la decisión adecuada de adquirir lo que le ofrecemos.

Pero ¿Cómo logramos mostrar las características de nuestro producto o servicio de una manera transparente, efectiva y que nos permita generar conversaciones donde la marca asume una personalidad y el potencial cliente realmente llega a sentir que esta siendo asesorado por un experto?, el medio perfecto es el digital y no por moda, sino por simple lógica, el canal digital es el canal natural donde cada vez más tiempo pasan diferentes audiencias con diferentes objetivos desde entretenerse, investigar, jugar, hasta comunicarse con sus compañeros de trabajo y seres queridos. Ecosistema digital

Es un hecho que el canal digital le permite a las empresas demostrar las características de su producto y/o servicio de manera efectiva, con hechos, demostraciones y de forma sincera; y adicionalmente le permite conversar y generar una narrativa que logra llamar la atención del cliente para que entienda nuestra propuesta de valor, pero más allá de eso permite que nos de feedback y que se sienta sobre todo escuchado por parte de la marca; cuando logramos que el cliente se sienta realmente importante y no cómo un número más, hemos logrado que el se convierta en un cliente que no comprará una sola vez sino muchas veces y adicionalmente gracias a las herramientas que brinda el entorno digital, multiplicará el mensaje recomendando lo que se le ha ofrecido.

Una marca logra todo lo anterior en el entorno digital cuando crea un ecosistema digital, entendiendo este como el conjunto de interacciones digitales entre marca y audiencia que son diseñadas con el fin de comunicar, conversar, demostrar y complementar la propuesta de valor que la empresa quiere brindar a su cliente.

Un ecosistema digital no se diseña únicamente para comunicar, se crea para hacer vivir y complementar la propuesta de valor que se le ofrece a la audiencia, haciendo vivir esta propuesta de valor en cada punto de contacto que se tiene con un cliente.